Etiquetas

,

Con esta locura que tengo ahora por las manualidades, este año le pedí a los Reyes Magos una plastificadora y me la trajeron… La verdad es que había pensado en comprarme una hace un par de años. ¡Se me ocurrían un montón de ideas y cosas que plastificar! Pasó el tiempo y me olvidé de la plastificadora hasta que las pasadas Navidades pensé en mi carta a Sus Majestades. Una vez que recibí encantada mi regalo no recordé ninguna de las cosas que una vez pensé en plastificar. Hace unos días se me ocurrió plastificar el libretillo de “mis labores” de mi madre, donde cuando era niña hizo unas muestras de costura. El libreto me encanta y pensé que era una buena de forma de conservarlo. Espero que os guste cómo ha quedado incluida la arruga en la portada que demuestra que es un trabajo de una principiante en plastificación…

Este es el libretillo antes de plastificar
image
image

Y este es el resultado. Una de las fotos con brillo para que se aprecie que está plastificado
image image