Etiquetas

, ,

¿No creéis en las segundas oportunidades? Pues yo sí. Además creo que algunas cosas con unos pequeños retoques pueden tener una segunda oportunidad divina. Eso pensé en los dos casos que os enseño hoy. En el primero decoré unos cuadernos que me dio mi amiga Luisa. Eran plateados y tenían algunas letras y logos dorados. Simplemente les di una mano de pintura de tiza (a la que me he aficionado…) y los decoré con washitape y con unos restos de tela adhesiva que me sobraron al personalizar mi ordenador portátil y que podéis ver en mi entrada anterior.

Para decorar uno de ellos recorté la tela para formar unas casitas de pueblo, y para el otro unos corazones que están muy de moda.image

En este segundo caso le di una segunda oportunidad a una bolsa que me regalaron en Juteco hace un montón de años y que encontré hace unos días en un armario traspapelada. Ahora que se llevan tanto los cestos pintados me animé a pintarle un corazón con pintura de tiza. ¿No os he dicho que me he aficionado a la pintura de tiza?… Pues tengo muchas más cosas pintadas que ya os enseñaré que por hoy ya está bien…
image